Los mayoristas del Mercado Central de Mercabarna comercializan un 5% más que hace un año

Buen cierre de temporada de calçots, con buenos precios y muy buen producto


Aseguran que la moda de los calçots “va a más porque su consumo ya se ha introducido totalmente en los hogares”

Los mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna especializados en calçots auguran un muy buen final de temporada gracias a la abundancia de producto y los buenos precios. Hasta ahora, el Mercado Central ha distribuido cerca de 10 millones de unidades de calçots. De momento, ya se ha comercializado un 5% más que hace un año. Los mayoristas recuerdan que los días festivos de Semana Santa “son muy propicios para la celebración de calçotades”. Y aseguran que “el consumo de calçots va a más porque su consumo, además de los restaurantes, se ha introducido plenamente en los hogares”.

Los mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas esperan tener un muy buen final de campaña gracias a la abundancia y buenos precios del producto. Hasta ahora, los mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna han distribuido cerca de 10 millones de calçots, un 5% más que la temporada pasada a estas alturas.

En los próximos días se pueden llegar a comercializar hasta 1,5 millones de unidades de calçots. Los mayoristas recuerdan que los días festivos de Semana Santa son muy propicios para la celebración de calçotadas y recuerdan que “el tramo final de esta temporada será bueno porque hay producto y buen precio y podremos dar respuesta a la demanda”.

Una moda consolidada en casa y en el restaurante

Por otra parte, los mayoristas coinciden también en que la moda del calçot, imparable en los últimos 10 años, se encuentra en un proceso de consolidación. La moda gastronómica de la calçotada ha hecho frente a la crisis, modificando los hábitos de consumo. “Ahora ya es habitual celebrar las calçotadas en casa. En cambio, no demasiado tiempo atrás era una fiesta gastronómica muy orientada a los restaurantes “, coinciden mayoristas y cultivadores.

Por eso los tradicionales fardos de 50 unidades de calçots de Valls ligados con el hilo azul, desde hace algunas temporadas se presentan también con paquetes de 25 calçots, adaptados a la tienda minorista y el consumo doméstico.

Un producto de origen catalán y de temporada

Los mayoristas de Mercabarna especializados en este producto inciden en que el calçot que se vende en el Mercado Central es 100 por 100 de proximidad. “Todo el calçot de Mercabarna es producto catalán, sobre todo de las comarcas de Tarragona y Barcelona. Hay un tercer origen que es Lleida, aunque de esta demarcación nos llega menos cantidad “, explican.

El calçot se encuentra en los mercados exclusivamente durante los meses de su temporada natural de producción en Cataluña. Mantiene este aspecto tradicional ante muchas frutas y verduras que ya se consumen durante todo el año gracias a la importación. Aunque esta exitosa cebolla empieza a cosechar en noviembre, el momento álgido llega ahora, de finales de enero y febrero hasta Semana Santa.

En el fuego, al horno y rebozados

Los mayoristas explican que el hecho de que los calçots se preparen cada vez más en casa ha favorecido nuevas recetas, más allá de la tradicional preparación a la llama. Así pues, es muy frecuente cocinarlos al horno, o bien rebozados con tempura .

Más de sesenta mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna comercializan actualmente calçots. La demanda de este producto no ha dejado de crecer en los últimos años, hasta el punto de que la venta se ha incrementado en un 50 en los últimos 10 años.

Fuente: A.G.E.M.
Publicación: 30 Marzo 2015
Fotografía: Masía Can Sellarés