Es la primera vez que os ofrecemos una receta con Cochayuyo, y es un alimento interesante, que merece tenerlo a mano. Además, se prepara de manera fácil y rápida, con lo que puedes improvisar una comida en cualquier momento.

Esta alga ha sido uno de los recursos alimenticios de comunidades indígenas americanas durante siglos y hoy día forma parte de la gastronomía chilena. En Chile se ha extraído desde las costas y secado en paquetes que, gracias a su bajo peso, eran intercambiados en el interior del país.

Ingredientes:

  • 1 taza de Cochayuyo deshidratado
  • ½ brócoli
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de agua

Elaboración:

El Cochayuyo se encuentra en las tiendas deshidratado, así que lo primero que tenemos que hacer es volver a hidratarlo. Lo ponemos en un cuenco con agua, al menos media hora. Si eres previsor, lo podrías dejar a remojo la noche de antes. Ten en cuenta que el alga chupará gran parte del agua subiendo de volumen, así que cúbrelo al menos con dos dedos por encima.

Cuando lo tenemos hidratado, escurrimos bien el agua sobrante y lavamos bajo el grifo. Lo ponemos en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva y vamos salteando. Aproximadamente cuatro o cinco minutos después añadimos la cabeza de ajos completa, pelada y picada en rodajas finas. Mantenemos al fuego hasta que los ajos estén dorados.

Mientras tanto, lavamos los árboles de nuestro brócoli y lo picamos en virutas pequeñas. Con los ajos ya doraditos, añadimos a nuestra cazuela el brócoli. Es el momento de poner especias, si te gustan, aunque yo le pongo solo un poco de sal para no disfrazar el sabor del Cochayuyo que encuentro muy marinero (recuerda que es un alga). Damos un par de vueltas y vertemos un chorrito de agua. Vamos a mantener al fuego, tapado, hasta que se evapore.

Propiedades nutricionales:

Un plato con alto nivel de proteínas, antioxidantes y minerales. Especialmente indicada en dietas para adelgazar, reguladora del tránsito intestinal, para personas con fibromialgia, fatiga crónica, osteoporosis, diabetes y con niveles altos de colesterol.

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.