Si para una empresa es muy importante tener una página web, no es menos que toda el área gráfica esté muy cuidada. El diseño de cada detalle es esencial. Un anuncio, un cartel, un rótulo o un banner, deben tener un aspecto limpio, dejando de lado los significados de cada símbolo y el marketing.

Una buena página web, un catálogo on-line o impreso, un folleto o el anuncio en un periódico, pueden ser una mala inversión si la parte gráfica no es buena. Un mal diseño puede hacer el efecto contrario al que buscamos con la publicidad. Esto es un tema que debe ser prioritario en la imagen de empresa. Si queremos vender a quien no nos conoce, empezamos por mostrar nuestra mejor imagen, en caso contrario, no querrán saber cómo es el resto de la empresa.

Las tendencias actuales nos llevan a la infografía de colores planos, vivos y tonos pastel conjugados en un mismo soporte. Tendencias aparte, siempre hemos de tener cuidado con el uso del color, pues tiene significado subliminal propio y se usa de distintas formas según lo que deseamos mostrar. Si su empresa se dedica al comercio de frutas y verduras, está de suerte, ya que la paleta a elegir será de los colores de la tierra (muchísimos), y la selección de imágenes donde aparezcan los productos, llenos de color y muy vivos debe ser una elección fotográfica importante.

Entraríamos así, en el especial mimo a la fotografía, parte esencial del diseño, y al cuidado de esas imágenes que usaremos en nuestros catálogos o nuestra web. El texto deja su espacio para la incorporación de imágenes, siempre que se usen como debe hacerse, para cumplir el dicho de “Más vale una imagen …”

Aquí dejamos algunos ejemplos, variados, tanto de anuncios como de banners e ideas gráficas.