El 11 de enero de 1988, los Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Mercabarna iniciaban el proceso para el cambio de horario de la noche al día.

El día 10 de enero de 1988, un importante diario catalán anunciaba a toda página el cambio de horario del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna. Inicialmente, la apertura del mercado se avanzaba de las 24h de la noche, a las 21h. El cambio definitivo, sería progresivo, y tardaría unos meses hasta situarse a las 9 de la mañana y consolidar el paso de la noche en el día. Fue un cambio lleno de dificultades, luchas y amenazas.

Los empresarios mayoristas mantuvieron una lucha encarnizada, ya que la defensa de su postura visionaria chocaba con los clientes minoristas del momento, con el Ayuntamiento y la misma Mercabarna. Joan Llonch, quien en ese momento presidía el Gremio de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas (AGEM), resumen así la situación: “No fuimos apoyados por nadie. Opusieron todas las instituciones públicas: La Generalidad de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona, ​​el Gobierno Civil y Mercabarna. También los colectivos de detallistas y campesinos. Sin embargo, lo conseguimos y el tiempo ha demostrado el acierto que fue la decisión tomada. Es una gran efeméride que vale la pena recordar pues ha mejorado la vida de las personas y de las empresas “. Aunque el 11 de enero de 1988 comenzaba el proceso de cambio, el horario tal como hoy lo conocemos (de 9 de la mañana a las 17h) se consolidaría a partir del 8 de junio de 1989.

Apuesta visionaria para la modernización y la competitividad.

Los mayoristas apostaron por la modernización del mercado y la apertura a nuevas oportunidades. Por un lado, en 1986 España se integraba en el Mercado Común y por otro, las nuevas formas de distribución de producto fresco cogían fuerza en las principales ciudades catalanas, con nuevas dinámicas comerciales.

El presidente del Gremio de los Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas (AGEM) de aquel momento, Joan Llonch, apoyado por la Junta directiva, fue clave para lograr el cambio y el acercamiento a la postura de los mayoristas del Ayuntamiento de Barcelona y Mercabarna.

El cambio de horario ha hecho posible:

  • La incorporación de la mujer al mercado mayorista que ahora tiene una presencia normalizada en el polígono alimentario de Mercabarna.
  • Impulso y desarrollo de la Zona de Actividades Complementarias, todo un motor económico del polígono alimentario con plataformas import / export y servicios a restauración (unas 350 empresas).
  • El relevo generacional y rejuvenecimiento de los operadores del mercado.
  •  La incorporación de los perfiles profesionales cualificados (idiomas, estudios superiores, especialización, etc…) que aportan valor añadido y competitividad en el mercado.
  •  La internacionalización del mercado (las exportaciones suponen unos 1.260 millones de euros anuales).
  •  Transparencia en las operaciones.
  •  Modernización del sector minorista, propiciando la mejora de los mercados municipales barceloneses.
EL PASO DE LA NOCHE AL DÍA - 1988 - AGEM - Mercabarna - Mayoristas de frutas y hortalizas

El horario diurno ha sido decisivo para el salto a la modernización y competitividad del Mercado mayorista barcelonés, sin precedentes entre las lonjas mayoristas de España. 

El proceso para el cambio de horario fue largo y lleno de dificultades, luchas y amenazas. No obstante, la postura mayorista avanzaría y el horario diurno se consolidaría a partir del 8 de junio de 1989.

“Es una efeméride que hay que recordar. Mejora la vida de las personas y de las empresas”, asegura Joan Llonch, quien presidía el Gremio Mayorista de Frutas y Hortalizas (AGEM) durante el proceso del cambio.

AGEM - 1988 - Mayoristas de frutas y hortalizas

Si te parece interesante, pulsa el botón y accederás a todos los artículos publicados en relación al artículo.

AGEM

Escrito por: AGEM
Gremio de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Barcelona y Provincia
Mercabarna
Datos: Enero 2018
Hemeroteca: La Vanguardia