Las cremas son una solución ideal para las cenas. Suaves, ligeras, fáciles de digerir… pero también un primer plato apetecible. Vamos allá con esta combinación de calabacín y brócoli que te va a sorprender.

Ingredientes para dos personas:

  • Un calabacín grande
  • ½ cebolla
  • ½ brócoli
  • Un buen puñado de setas Shiitake
  • 200 gr de tofu
  • Aceite de oliva, sal del Himalaya, pimienta y ajo en polvo

Elaboración:

Lavamos bien las verduras y cortamos en trocitos el calabacín, el brócoli y la cebolla. Lo ponemos a cocer con poca agua, la justo para cubrir, tapado y a fuego lento. Cuando las verduras estén cocidas pero al dente, pasamos la batidora y reservamos.

Mientras tanto, lavamos las setas Shiitake, se podría hacer con cualquier otra (rovellones, ceps, …), pero elijo éstas tanto por su sabor como por su acción terapéutica. Las cortamos en trozos y vertemos en una sartén previamente untada con aceite de oliva. Dejamos que poco a poco se vayan dorando, sin dejar de dar vueltas para que no se nos quemen. Cuando empiezan a tomar color añadimos el tofu cortado en dados pequeños. Salpimentamos, añadimos ajo en polvo y estamos listos para emplatar.

Colocamos un par de cucharones de crema en el fondo y hacemos una montaña con el tofu y las setas.

¿Rico? Riquísimo ! ¿Qué más le podemos pedir a este plato?

Propiedades nutricionales:

Estamos ante un plato ideal en dietas de adelgazamiento porque tiene poquísimas calorías. El brócoli es muy rico en Calcio, y necesitamos dos raciones diarias para fortalecer nuestros huesos. La seta Shiitake nos llegan desde Japón y China donde es considerada el “elixir de la vida”. Sus propiedades terapéuticas se deben a un componente llamado lentinano, que fuerza y regenera nuestras defensas, especialmente frente a virus y cáncer de distintos tipos. Mejora la circulación, disminuye el colesterol en sangre, baja la tensión arterial y combate resfriados .

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.