I Congreso de la Confederación Nacional de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas de España, COEMFE.

El 27 de Octubre, se celebró en las instalaciones de Mercamadrid, el I Congreso de la Confederación Nacional de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas de España, COEMFE.

Tras quince años de inactividad, los mayoristas del sector hortofrutícola, promovidos por las Asociaciones de Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Madrid y Barcelona, han reactivado esta Confederación para defender los intereses del  colectivo y representarles ante organismos e instituciones. El desencadenante ha sido sin duda la aplicación del régimen sancionador de la Ley 12/2013 sobre Medidas de Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria, que sorpresivamente está afectando al canal mayorista de los mercas, produciendo un daño importante a todos los profesionales del sector.

Es éste un claro intento de todo el sector mayorista por unirse para posicionarse en bloque, y hacer frente común contra esta Ley, catalogada por muchos como asimétrica y muy perjudicial. Como dato relevante, cabe mencionar que hasta la fecha, el 70% de las inspecciones realizadas se han llevado a cabo en los mercados mayoristas. Este dato, cuanto menos, pone en tela de juicio la finalidad última de la Ley, que deja fuera canales muy relevantes de la cadena alimentaria, como es el canal HORECA, y centra hasta la fecha la actividad inspectora en un solo foco.

Este primer Congreso, pretendía analizar y poner en común los puntos de la Ley que más impacto negativo tiene, más aun, teniendo en cuenta que no es el verdadero causante de la problemática en la cadena y, sí por el contrario, un agente económico de gran repercusión desde el punto de vista del mercado interno y de las exportaciones. En palabras de Andrés Suárez y Jaume Flores, representantes de las asociaciones de mayoristas de Mercamadrid, Asomafrut, y Mercabarna y AGEM, “Vamos a unir nuestras fuerzas para conseguir una adaptación de la Ley. Es necesario detener las sanciones contra nuestros empresarios”.

Asimismo, la obligación de pago a 30 días a los proveedores levanta ampollas entre los mayoristas, puesto que las sanciones son muy severas, cuando la realidad de sus cobros es otra muy distinta. La postura ante esto es clara, que la Ley se aplique a todos los actores de la cadena alimentaria y, no con lo que parece, cierta parcialidad.

En definitiva, este I Congreso de COEMFE ha servido para sentar las bases para crear conciencia de la situación y para crear un frente común, que defienda los intereses de todo el sector mayorista.