Una receta muy sana y que podemos probar tanto fría como caliente.

Ingredientes:

  • 1 Puerro grande
  • 3 o 4 arbolitos de coliflor
  • Pipas de girasol
  • Semillas de amapola
  • Sal, aceite, perejil y ajo

Elaboración:

Cortamos en rodajas el puerro y comenzamos a sofreírlo con una cucharada de aceite de oliva, usando tanto su parte blanca como las hojas verdes que contienen muchos antioxidantes.

En un mortero majamos un ajo, un puñado de perejil, un poco de sal y aceite. Vertemos sobre el puerro y añadimos los arbolitos troceados.

Después de un par de vueltas ponemos agua, no mucha, que apenas cubra las verduras, y dejamos a fuego lento diez minutos.

Pasamos por la batidora y rectificamos de sal si es necesario. Una vez servido en el plato, decoramos con las pipas de girasol y semillas de amapola.

Podemos tomarlo en frío o caliente, como más te apetezca.

Propiedades nutricionales:

Ideal en dietas de adelgazamiento por su alto contenido en agua y bajo en calorías. Buen aporte de vitaminas como K, C y también del grupo B, y minerales como hierro, potasio, calcio, fósforo… esta receta favorece la correcta coagulación de la sangre, es beneficiosa para el metabolismo de los huesos, y para nuestro sistema respiratorio e inmune.

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.