No sé si a ti te pasa, pero en ocasiones me emociono comprando fruta, y de pronto me doy cuenta de que no me la voy a comer toda. Como nada me molesta más que tirar comida, una idea fantástica es cortarla en trocitos y guardarla en el congelador en un tarro hermético.

Con fruta helada y un poco de leche vegetal, podemos preparar postres riquísimos con textura de crema o de helado, según le añadas más o menos líquido. Para enriquecerlo, podrías usar opcionalmente una cucharadita de Tahini, o crema de sésamo.

Podemos preparar esta rica crema con cualquier tipo de fruta, solo ten en cuenta que con las frutas más acuosas necesitarás menos líquido.

Puede resultar un postre delicioso, una merienda nutritiva o un tentempié de media mañana.

Ingredientes:

  • 2 plátanos
  • ¼ de vaso de bebida vegetal (yo usé de arroz con avellanas)
  • un puñadito de avellanas troceadas

Elaboración:

La preparación es bien sencilla, pones en la batidora los plátanos troceados, añades la leche y listo para batir. Es mejor empezar con un dedito de bebida e ir añadiendo hasta encontrar la cremosidad que te apetezca, cuanta menos leche vegetal más textura de helado. Para decorar, puedes utilizar cualquier fruto seco en trocitos, en este caso avellanas porque el sabor ya estaba en la leche, pero podrían ser nueces, almendras, pasas…

Este postre no necesita azúcar añadido, porque la fruta, la bebida y las avellanas ya son dulces.

Propiedades nutricionales:

Los plátanos son un fantástico aporte de vitaminas y minerales, no tiene colesterol, relaja el sistema nervioso y ayuda a recuperar estados de nerviosismo, estrés e insomnio. Por su fibra, ayuda en el tránsito intestinal, favorece el sistema circulatorio y el corazón, protege las mucosas digestivas y previene las úlceras. Especialmente indicado en niños y deportistas. Por sus azúcares, no se recomienda el abuso en diabéticos.

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.