Hoy tenemos una receta de las “imprescindibles” en nuestra vida. Agua tibia con limón y agua de mar. Fácil, fácil, fácil y muy terapéutica. Sí, sí, ya sé que no es una receta al uso, pero debería ser básica en el día a día.

  • Ingredientes:
    • El zumo de medio limón

    • 1 chorrito de agua de mar
    • Agua tibia de buena calidad

Cada ingrediente tiene su sentido y en este orden:

  • Beber agua “tibia” en ayunas favorece la eliminación de tóxicos que se generan durante el día en las distintas funciones de nuestros órganos. Que esté tibia, es una caricia, puesto que nuestro cuerpo mantiene una temperatura de 36º y cuando le damos bebidas o alimentos fríos debe hacer el esfuerzo de calentarlos.
  • El zumo de medio limón potencia la eliminación de grasas, y por tanto favorece la bajada de peso, equilibra el pH del cuerpo evitando los estados de acidez que ayudan al desarrollo de enfermedades, refuerza el sistema de defensas por el aporte de vitamina C, estimula la vesícula para ayudar en las digestiones, facilita el tránsito intestinal, limpia la sangre de toxinas, es refrescante….
  • Un chorrito de agua de mar nos aporta un cocktail de minerales interesantísimo. Tenemos que pensar que su composición es muy similar al medio en el que se desenvuelven nuestras células. Su aporte beneficioso es utilizado en procesos infecciosos, artritis, osteoporosis, obesidad, desnutrición, asma, bronquitis, desórdenes intestinales…

¡¡ Quiérete ¡! Y hazlo bebiendo este combinado por las mañanas, media hora antes de tu desayuno. Tu cuerpo lo va a agradecer y los resultados serán visibles en poco tiempo desde fuera.

Nada más simple, ni más sano.

Agua de mar limon y a vivir

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.