Como todas las ensaladas, es refrescante, aunque teniendo en cuenta los ingredientes, resulta especialmente indicada para el verano, para sacarla de la nevera en los días más calurosos.

  • Ingredientes:
    • 1 pepino

    • 1 nabo

    • 1 puñado de rabanitos

    • 1 zanahoria

    • Frutos secos (pipas de girasol y calabaza)

    • Semillas de amapola

    • Aceite de oliva virgen extra y vinagre de Umeboshi

Preparación:

Lo bueno de las ensaladas, es que no necesitamos ninguna técnica especial para su preparación. Elige una buena fuente, lava, pela y trocea el pepino y el nabo. Lava los rabanitos y, si no son muy grandes, puedes dejarlos enteros, si no, córtalos por la mitad. Lava las zanahorias y rállalas.

Añade por encima una cucharada sopera de semillas de amapola y un puñadito de pipas de girasol y calabaza. Aliñamos con aceite de oliva y vinagre de Umeboshi. No ponemos sal porque este último (el vinagre de Umeboshi), al resultar de un proceso de fermentación, es muy saladito.

Desde el punto de vista dietético, esta es una ensalada muy fresca y llena de vitaminas y minerales. Sus ingredientes tienen gran contenido en agua por lo que resulta ideal en dietas de adelgazamiento, excepto por las pipas que son más calóricas. Nos aporta potasio, calcio, fósforo, magnesio, vitaminas A, C, ácido fólico, ácido oleico..

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.