Yo sé que si te hablo de magdalenas, rápidamente estás salivando sintiendo el sabor dulce en la boca, pero… ¡ sorpresa! Estas riquísimas magdalenas no están dulces, son un desayuno o merienda salidito y muy fáciles de hacer. Vamos allá con la receta.

Ingredientes:

  • ½ taza de harina de trigo sarraceno

  • 2 tazas de hojas frescas de espinacas

  • 3 huevos

  • 1 pizca de sal

  • 1 pizca de ajo en polvo

  • 1 cucharadita de levadura

Elaboración:

Empieza separando las claras de las yemas y bate estas últimas con las hojas de espinacas. A esta crema verde le vamos añadiendo la harina, la levadura y las especias. Finalmente añadimos las claras que hemos montado a punto de nieve, con una espátula y movimientos envolventes. Eso hará que queden esponjosas.

Untamos los moldes para magdalenas con un poquito de aceite de oliva y vamos rellenando sin llegar al borde, porque la masa va a subir en el horno.
Ponemos al horno a 200º durante unos 30 minutos (ya sabes que los tiempos de horno van a depender mucho del modelo, así que mejor les echas un vistazo de vez en cuando).

Propiedades nutricionales:

En esta receta, y dados los pocos ingredientes podemos hablar de dos cosas:

1) Las espinacas tienen acción anticancerígena por sus betacarotenos, previenen problemas oculares como las cataratas, ayudan a mantener nuestro sistema circulatorio y nos aportan hierro entre otros minerales.

2) El trigo sarraceno es el más saludable de todos, no contiene gluten (que lo hace apto para celíacos) y se aconseja en casos de hipertensión, insuficiencia cardiaca, arritmias, taquicardias.. ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol, se aconseja a los diabéticos porque disminuye el nivel de azúcar en sangre, contiene vitaminas del grupo B para nuestro sistema nervioso y es un buen aporte de proteína.

Puedes comer estas magdalenas solas o untadas en algún paté vegetal. ¡Pruebalas!

Colaboración para AGEM

Escrito por: Beba Villanueva
Especialidad: Asesora en alimentación natural y cocina terapéutica. Criterio Naturista.

Criterio Naturista:
Basado en la combinación de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, especias y cereales, seleccionando los más adecuados por sus nutrientes y acción terapéutica.